Armarios y closet


Armarios y closet





En toda habitación los closet y los armarios son mobiliarios de primera necesidad que garantizan el orden total en el lugar, por ello nunca deben faltar. El tamaño de los closets y de los armarios depende directamente de las dimensiones que posea la habitación, encontrándose desde closet que abarcan toda una pared y que va desde el suelo hasta el techo, hasta pequeños armarios multiusos que ajustan en cualquier espacio.  Los precios de estos muebles son muy variados donde mientras más grandes y mayor calidad tenga el mueble más caro será. Los mismos vienen con o sin puertas, recomendándose los que poseen puertas ya que dejan todos los objetos a colocar en el fuera de la vista de las personas creando así mayor elegancia y orden en toda la habitación.

Estos muebles por lo generar están cerrados a través de puertas y posee una distribución interior utilizando colgadores para perchas, estantes y cajones que resultan ser perfectos para guardar cosas.   Dependiendo sus dimensiones y sus formas los armarios se pueden utilizar en cualquier parte de la vivienda, sea en las cocina donde se  utilizan muebles pequeños y son ubicados suspendidos a la pared o debajo de la encimera; en los recibidores que son perfectos para colocar las prendas de abrigo;  en el baño que también son pequeños y son los ideales para ubicar los productos del baño; y en los dormitorios que son las piezas perfectas para  organizar la ropa y todos los objetos que se utilizan dentro de la habitación.

Armarios y closet

Los armarios de mayor utilización son los empotrados estos únicamente dejan ver su parte frontal ya que las demás piezas se unen con los tabiques de la estancia o con las paredes.  Es perfecto en habitaciones de pequeñas dimensiones ya que no ocupa mucho espacio, y crean un estilo mucho más elegante y ordenado.  Lo mejor de todo esto es que se pueden personalizar según los gustos de la persona, donde con solo utilizar vinilos decorativos acorde con la decoración y con los gustos de la persona se creará una pieza renovada, estética y a la vez moderna.

El uso de los armarios viene desde tiempos remotos, esto se confirma en las pinturas de Herculano, donde se pueden percibir los grandes  armarios que en un principio solo se utilizaban para guardar armas y luego se utilizó para colocar otros objetos como son las prendas de vestir. Los armarios también eran utilizados en tiempos romanos para guardar los recuerdos y los libros de sus antepasados, de esta forma estos objetos no se deterioraban pues el aire ni el polvo lo dañarían.  Los armarios se solían utilizar también en los monasterios y en las iglesias en el periodo de la Edad Media, donde eran utilizados  para guardar armaduras y armas.

Armarios y closets

Ya para el siglo XV, fue que estas piezas se comenzaron a utilizar para el fin que hoy día se están usando, para guardar ropas y pertenencias dentro de una habitación y dejarlas fuera de la vista de las personas para garantizar la elegancia, el estilo, la limpieza y el orden dentro del lugar.  Las puertas de los armarios son decoradas con relieves o simplemente son pintadas con colores que aumentan el lujo en todo el lugar.  Estos armarios generalmente son elaborados con seis piezas que corresponden a dos costados, dos armarios, la cornisa, el alto y bajo, y dos fondos.

Cada una de estas piezas son fáciles de armar donde se debe utilizar mortaja y espiga evitando el uso de la cola, de esta forma se garantiza desarmarse fácilmente al momento de la persona sustituir el mueble por uno  mucho más elegante y que garantice mayores funciones. A la hora de optar por uno de estos muebles, siempre se debe buscar la calidad de estos, de esta forma se garantizará su mayor resistencia y durabilidad por años, pasando de generación en generación, donde con solo aplicar algunas reformas se puede obtener nuevamente una pieza elegante, funcional y con estilo.