Ideas para decorar una habitación matrimonial


Ideas para decorar una habitación matrimonial





El dormitorio es el único espacio que ofrece mayor intimidad en la pareja, por ello el orden, el estilo y un ambiente lleno de energías positivas nunca deberá faltar en este lugar.  La elección de los colores es fundamental para caracterizar a un dormitorio matrimonial. El color a elegir debe ser mismo gusto de cada integrante de la pareja, y a la vez no deberá reflejar el sexo de ninguno, o sea, que el color debe ser neutral.   Una de los temas más recomendados para estas habitaciones es el fondo del mar y el amanecer caribeño, ya que estos propician energía, integridad e inspiración en la pareja.

Ideas para decorar una habitación matrimonial

Los colores de mayor utilización son los verdes y azules, ya que estos aportan relajación, buen humor y descanso, a la vez se puede añadir detalles en rojo que aumentarán ese vínculo de pasión, de deseo y amor.   Se aconseja pintar con dos colores suplementarios o complementarios que brinden una buena atención visual.  El color más llamativo se deberá de utilizar para la pared más céntrica de la habitación y con el color más neutral se pintarán las otras tres.   También se puede pintar con el color más fuerte en la parte inferior y con el neutral en la parte superior, creando una división con líneas curvas o angulares que aportarán sensación de movimiento y energía en el lugar.

Se debe elegir un estilo en específico para decorar este espacio de la casa, donde el más utilizado es el minimalista, el cual se crea con la utilización de una cama, de un sillón, de una mesa con aspecto moderno; y con la utilización de algunos elementos vanguardistas que nunca lleguen a acaparar todo el lugar.

El lugar donde la pareja puede tener mayor privacidad es en su dormitorio, por ello la decoración a dar debe ser elegante, funcional, cómoda y relajante.  Los colores a utilizar deben ser neutros y debe haber suficiente espacio de almacenamiento para cada miembro de la pareja.  El color blanco es el de mayor utilización a la hora de pintar las paredes, ya que este armoniza perfectamente con cualquier decoración a dar en la habitación, y a la vez aumenta la iluminación y el espacio visualmente.   Cada miembro debe tener un lugar particular para guardar sus ropas, calzados, y demás artículos, de esta forma se mantendrá una perfecta organización en todo el lugar.

Si la persona quiere utilizar otra tonalidad deberá tener en cuenta algunos factores que influirán en la toma de decisión, estos son: las texturas que les guste a la pareja, sus tonos preferidos y sobre todo la iluminación tanto natural como artificial que posee la habitación.  La iluminación artificial a utilizar puede ser blanca como amarillas, de esta forma los colores a utilizar en la decoración se verán sin ninguna variación como suelen suceder al utilizar iluminarias de otros tonos.

Ideas para decorar una habitación matrimonial

En cuanto al color además de los tonos neutros que ofrecen suavidad y fuerza a la vez, también se pueden utilizar tonalidades verdes, azulinas, violáceas, anaranjadas y rojizas, que llegan a crear sensaciones muy distintas  como es de tranquilidad, calidez, comodidad, e incitan al romance a cualquier hora del día.  Las tonalidades frías también se pueden utilizar siempre y cuando sean combinados con otros colores. Es de gran recomendación realizar ciertas pruebas de color al momento de elegir un color o una combinación a dar en las paredes, de esta forma se tendrá prueba exacta de cómo quedará esta nueva tonalidad en la habitación.