Pintar mi bicicleta.


Pintar mi bicicleta.





Cuando se tiene una bicicleta con un aspecto muy viejo debido a su uso, no hay necesidad de echarla a la basura ya que esta puede volver a llegar a lucir como nueva con algunos arreglos que se le den. Cuando se piensa en embellecer una bicicleta siempre se elige en pintarla, ya que esto le cambia la apariencia por completo y la hace lucir como nueva. Al elegir en pintar el marco de la bicicleta hay que tener en cuenta que como cualquier superficie que se pinta requiere de cierta preparación para garantizar un excelente acabado,  es necesario eliminar la pintura anterior ya que si se pinta con la pintura vieja debajo se creará un acabado muy desparejo.

Pintar mi bicicleta en casa

Lo primero que se debe hacer en este caso es lijar perfectamente la bici y dejarla completamente lisa, así mismo se deberá cubrir con masilla cualquier rayado o imperfección de la misma. Mientras más lisa esté la bici el acabado será mucho mejor. A la hora de pintar siempre se aconseja hacer uso de pintura personalizadas ya que se rejuvenecerá rápidamente la bici y su estado llamará mucho la atención de las personas. Para reformar la bici se necesitará de ciertas herramientas como es un papel de lija grueso, una llave inglesa, un papel de lija fino y toallas desechables.

Pintar mi bicicleta en pocos pasos

Como inicio se debe desarmar el marco de la bici, en este caso el cierre de sillín, las fichas de giro, los tornillos, los monta frenos deberán ser completamente retirados. Una vez hecho esto se procede a lijar todo el marco con la lija gruesa para quitar cualquier resto de pintura, esto además de crear un acabado perfecto una vez se pinte, le ayudará a la pintura nueva a adherirse mucho mejor al marco. Posteriormente se debe tomar una esponja o toalla y limpiar perfectamente el marco, ya que cualquier residuo o polvo puede arruinar el acabado una vez la bici se pinte.

Pintar mi bicicleta.

Para pintar conviene colgar la bicicleta para evitar que la pintura se acumule en zonas no deseadas. Una vez hecho este proceso se deberá aplicar la pintura personalizada utilizando para ello un rociador. Luego se ha de dejar secar perfectamente por lo menos por 24 horas y después se debe eliminar con un papel de lija fino cualquier exceso de pintura. Por último se ensambla nuevamente la bicicleta y si se desea se pegan calcomanías para un mejor acabado.