Decorar cocina blanca.


Decorar cocina blanca.





El blanco es uno de los colores de primera elección a la hora de decorar cocinas principalmente si esta no es espaciosa, puesto a que dicha tonalidad influye en la percepción haciendo sentir el lugar mucho mas amplio e iluminado. Con el uso del color blanco en la cocina se logra aumentar la sensación de limpieza con gran facilidad. A pesar de que el color blanco es visto como la tonalidad número uno para dar en la cocina, se ha de evitar abusar de este, ya que su exceso puede llevar a crear una sensación de frialdad en este espacio.

Decorar cocina blanca

Lo recomendable para no caer en un ambiente frío es que el blanco sea combinado con otras tonalidades siendo las ideales los colores vivos, los cuales aportarán una mayor vitalidad. Lo bueno del color blanco es que puede combinar con cualquier color. Este color no solo se puede aplicar en las paredes, sino también en los electrodomésticos y en los muebles, donde al optar por estas opciones se crea un aire muy sofisticado en la cocina. Del mismo modo el color blanco va de la mano con casi todos los tipos de materiales usados para la elaboración de los muebles de cocina, como es el silestone, el granito oscuro, el vinilo, etc.

como Decorar cocina blanca

Sin importar el estilo decorativo que haya o que se desee generar en la cocina del hogar, siempre se puede utilizar este color como protagonista, ya que puede usarse con cualquier estilo, sea rústico, moderno, retro, antiguo, etc. Si la persona busca crear un estilo rústico solo tiene que pintar los muebles con un color blanco y a estos se le debe agregar algunos accesorios de hierro forjado y se pueden colocar flores para intensificar dicha decoración.

trucos para Decorar cocina blanca

Para recrear un estilo nórdico se deberá usar muebles lacados en blanco donde sobresalgan las líneas rectas, ahora bien, para un estilo mucho más retro se deberá combinar vidrio con madera decapada blanca y en las paredes se han de colocar cuadros. Para aquellas personas que se inclinan por el estilo minimalista y  el moderno, lo ideal es hacer uso de muebles lacados, con brillo o mate. Estos deben ser combinados haciendo uso de accesorios de aluminio o de acero. Las paredes se puede pintar en su totalidad de color blanco, ahora bien se han de colocar elementos decorativos que contrasten con esta tonalidad para evitar la frialdad en el lugar.