Apartamento bien decorado


Apartamento bien decorado





Uno de los proyectos más movilizadores es, quizás, el del hogar propio. Llegar a ese momento puede costar años, por lo que, una vez que llegamos a tener la posibilidad, la ansiedad puede superarnos. Concretar el sueño de tener el lugar propio, con los matices de colores y diseño personal puede sentirse como desarrollar una parte de nuestro ser que estaba dormida.

Hay quienes estudian para desarrollar esa motivación que tienen. Los arquitectos, diseñadores de interiores. Actualmente contamos con la ventaja de que la comunicación sea tan abierta como para poder acceder a tips disponibles en los medios. De todas formas, contar con la experiencia de un profesional seguramente aportará una idea muchísimo más acabada respecto de cómo llegar a obtener casas o apartamentos bien decorados.

apartamentos bien decorados

Cuanto mayor es la superficie del departamento a definir, mucho más fácil es. Se puede elegir en relación a colores, texturas, estilos, materiales, épocas… También se puede  optar por darle una característica diferente a cada ambiente y así ir jugando con el cambio.

La situación se complica un tanto más a la hora de diseñar los interiores de un departamento de 35 metros cuadrados, por ejemplo. Definir los colores, los muebles, la luminosidad, los pisos y la decoración en general, ya no es un juego. O quizás sea un juego de ajedrez.

apartamento bien decorado

Para explayarnos sobre este tema tomaremos como ejemplo un apartamento de menos de 40 metros cuadrados. Quizás a la hora de describir este apartamento no podamos captar su esencia. Una superficie mínima pero bien desarrollada u optimizada muchas veces sólo puede aprehenderse en persona, es decir, estando ahí dentro.

apartamentos decorados

El departamento posee una habitación, una cocina y un living comedor. Eso es todo, y suficiente para tener una vida placentera. En general está decorado siguiendo los colores blancos, grises (en toda su gama). Asimismo se hace uso de materiales como la madera, también con  sus diferentes tonalidades, y el hierro.

apartamento decorado

En particular, el blanco sabemos aplía y aporta liviandad a las cosas. Las paredes pintadas de blanco y el piso del mismo color ya es un gran paso para ganar superficie, al menos en nuestra mente.

Unas buenas ventanas, sin cortinas y también con los marcos blancos, que permitan la entrada de luz natural beneficia aún más la amplitud que se le quiere dar al departamento.

Lo importante es no sobrecargar los espacios y las paredes, utilizando los muebles básicos y guardando lo estrictamente necesario.