La iluminación con focos


La iluminación con focos





Hay muchos espacios dentro de la vivienda que necesitan de iluminaciones extras a las generales. La iluminación por medio de focos dirigidos se puede utilizar para iluminar de forma especial cuadros o fotos colocados sobre las paredes, ser anexos de las habitaciones dormitorios como lámpara de lectura, o actuar de iluminador de rostros frente a los espejos colocados en los baños o en otros sectores de la casa.

La iluminación con focos

Los focos dirigidos aplicados en el marco superior o en los laterales de los espejos ayudan a ver en detalle los rostros que frente a él se instalan. La iluminación con focos también se utilizan para reforzar algún sector del espacio determinado donde las luces generales muchas veces no llegan que la intensidad necesaria.

Iluminar con focos en las habitaciones debe ser un anexo complementario pero nunca una única posibilidad lumínica por ser directos y producir zonas de sombras profundas que pueden incomodar.