La iluminación dirigida


La iluminación dirigida





Hay distintas forma de iluminar una habitación, las luces difusas, las luces cenitales, las de lámparas colgantes, las de apliques sobre las paredes, las múltiples de focos direccionales y las de luces dirigidas.

La iluminación dirigida

Las luces dirigidas muchas veces se utilizan para ampliar los espacios dando la sensación de otras dimensiones por medio de los juegos de luces. Así como los colores aplicados a los muros dan la ilusión óptica de alejar o acercar las paredes lo mismo sucede con las luces dirigidas.

Muchas veces las luces dirigidas se utilizan para iluminar determinadas obras de arte colocadas sobre las paredes como fotos, cuadros pintados o tapices y en otras oportunidades las luces se dirigen hacia obras de arte de volumen o corpóreas para destacar su presencia dentro del recinto.

Las luces dirigidas no deben ser las únicas fuentes de luz dentro de la habitación, deben ser complementos de las luces generales o centrales que iluminan todos los espacios de forma uniforme.