Decoración de cuartos para bebes




Cuando se espera la llegada de un nuevo miembro de la familia, siempre se realizan planes para garantizar la comodidad, la seguridad, el buen crecimiento y desarrollo del infante, un ejemplo de ello es la preparación de esa habitación que pertenecerá a esa criatura. Decorar el dormitorio de un bebe es una experiencia inolvidable para los padres, ya que durante el proceso estarán integrándose mucho más al infante mucho antes de nacer.  Los colores y el tipo de pintura a optar es lo primero que se debe tomar en consideración al momento de decorar, la cual debe ser aplicada meses antes de la llegada del niño para que no haya ningún olor que pueda ser perjudicial para la salud del bebe.  El tipo de pintura debe ser apta para niños  y en cuanto al color los más recomendables son los tonos pasteles y claros ya que incitan a la comodidad y mantienen al bebe perfectamente relajado.

Los muebles de mayor utilidad son la cuna, el cambiador y los muebles de almacenamiento, donde su tamaño dependerá de las dimensiones que posea el dormitorio.  Estos deben de brindar una máxima seguridad al bebe, principalmente la cuna, que es el lugar donde el niño más estará durante sus primeros meses de vida, donde la comodidad y la seguridad deben primar en esta.  El uso de los complementos llegarán a mantener al niño ocupado principalmente cuando se despierta en la noche,  un ejemplo de ello son los carruseles que cotidianamente son colocados en la cuna, los cuales entretienen al niño.

Decoración de cuartos para bebesLa decoración final se logra conseguir con la utilización de los elementos decorativos como son las cenefas, las cortinas, la lámparas, los vinilos decorativos y los juguetes, los cuales deberán elegirse  a tono con un color o con un estilo en específico, teniendo en claro que mientras más intenso y vivo sea el color optado y mientras más protagonice esta tonalidad, más energía tendrá el niño.