Corredores de inmuebles


Corredores de inmuebles





Al tomar la decisión de poner en alquiler o en venta un inmueble siempre se recomienda contratar a un agente inmobiliario, ya que con la experiencia que ellos poseen se garantizará una venta o renta segura, con todos los papales al día y con un precio justo.  Las personas al contratar a un corredor de propiedades no tendrán por qué estar encima de la vivienda resultando ser mucho más relajador. Ahora bien, el propietario debe saber elegir al corredor para así evitar malos ratos durante el alquiler o la venta del inmueble.  El pago al corredor se lleva a cabo si el inmueble se vende o se alquila, quienes cobrarán un dos por ciento del valor del inmueble, ahora bien, si se trata de un alquiler le corresponde una tarifa de medio mes.

Con un corredor de propiedades al momento de poner en alquiler una propiedad se garantizará tener el pago de alquiler a tiempo, ya que la obligación de estos agentes es de estar al frente para que los residentes del lugar acaten sus responsabilidades que asumieron una vez firmaron el contrato, el cual estipula que en caso de atraso en la renta el costo será cobrado de los depósitos, y si estos son gastados y aún no ha pagado, se procederá al desahucio.  Todos los agentes deben ser honestos, deben tener una alta capacidad en el área y deben estar bien comprometidos a su trabajo.  El corredor inmobiliario debe ser bien sociable, que inspire confianza, que siempre esté a disposición y en capacidad de contestar con paciencia a cualquier persona.  Estos funcionan como intermediario entre el propietario del inmueble y el interesado en la compra o el alquiler del mismo.

Corredores de inmuebles

El agente debe saber cómo cerrar cualquier transacción llegando a acuerdos con las dos partes.   Los agentes deben ser organizados y deben de planificar antes de actuar. Todos sus documentos deben estar archivados  lo que garantiza un mayor orden, responsabilidad y una mejor ejecución en cada uno de sus trabajos, por eso bueno contratar a un agente que esté ubicado en una oficina, ya que el cliente estará protegido por la ley al asistir a una compañía inmobiliaria.